Logo

ENVIO URGENTE EN 24 HORAS
inicio contenido blog

Consejos para construir una mecedora

Mucha gente trata de alcanzar ese estado de comodidad que todos deseamos, pero algunas formas son mejores que otras para alcanzar tal objetivo. Las mecedoras son un buen recurso para llegar a ese lugar de confort.

Desde hace muchos años que un número creciente de personas decide adquirir una silla mecedora cuando busca alcanzar cierto estado de comodidad, y, generalmente, lo consigue. No siempre es fácil llegar a ese estado, pero este tipo de sillas, ciertamente, contribuyen al éxito en esta búsqueda.

Es muy fácil comprar una mecedora en línea o en una tienda de mobiliario, pero también puedes optar por construir una con tus propias manos. Te sentirás muy bien contigo mismo cuando te relajes sobre la silla sabiendo que ha sido producto de tu creatividad.

Si bien al principio puede ser difícil, la verdad es que con los consejos que te daremos en este artículo debería resultarte bastante sencillo. Así que no creas que no puedes hacerlo, ya que sólo necesitarás un poco de esfuerzo para tener tu propia mecedora artesanal.

El primer paso es hacer un bosquejo de cómo quieres que se vea tu silla basándote en diseños que puedas encontrar en Internet o en cualquier otra parte. Si miras a tu alrededor podrás ver distintos tipos de sillas para usar como modelos.

Luego empieza a construir por separado las distintas partes de la silla, y cuando estén completamente terminadas, trata de ensamblarlas de manera que la silla termine viéndose como deseas. Empieza por las patas y haz el resto a partir de allí.

Corta las patas basándote en tus dibujos y verifica que su tamaño sea exactamente igual al que habías establecido. Luego es hora de ocuparnos del asiento de la silla, que puede ser en ángulo recto o redondeado dependiendo de tus gustos.

Trata de usar las formas curvas que te gustaría ver como guías para el respaldo de la silla. Esto puede lograrse utilizando listones curvados, de uso habitualen mecedoras, que se ven muy bien cuando dejas entre ellos el espacio adecuado.

Luego de terminar con cada una de las piezas individuales, puedes empezar a unirlas y obtener el producto terminado que esperabas. Una vez que hayas concluido con estos pasos tendrás el tipo de mecedora que siempre deseaste, con la comodidad que buscas.

Mas noticias sobre: Construir mecedora

Etiquetas:

No hay comentarios

 

Dejar un comentario

fin contenido blog blackberry