Logo

ENVIO URGENTE EN 24 HORAS
inicio contenido blog

¿Cómo elegir una mecedora para interiores?

Las mecedoras de interiores son fantásticas piezas de mobiliario que pueden encontrar lugar en casi cualquier hogar. Son cómodas, relajantes, estéticamente agradables y divertidas. No hay nada como volver de un largo día de trabajo y sentarnos en una mecedora sobre la cual podamos liberar nuestro estrés y relajarnos. O como sentarnos con nuestro bebé en brazos y mecernos con él hasta que se duerma. Son muchos los momentos valiosos que podemos vivir gracias a las mecedoras de interiores. Si quieres adquirir una, aquí te ofrecemos algunos consejos.



En primer lugar, debes decidir si prefieres una mecedora tradicional o una deslizante. Las mecedoras tradicionales son las clásicas sillas con dos piezas curvas en lugar de patas, mientras que las deslizantes son muebles mecánicos que emulan la sensación de una silla mecedora pero moviéndose hacia adelante y hacia atrás sobre una superficie plana. Cada variante tienevenajas y desventajas. Con una mecedora tradicional, no hay grandes riesgos de que se produzcan problemas de funcionamiento o chirridos molestos, pero corremos el peligro de que un dedo, una mano o un pie quede atrapado bajo los balancines. En las deslizantes, el movimiento suele ser más suave, pero las partes mecánicas deben ser cubiertas y las opciones decorativas son más limitadas porque el asiento siempre viene tapizado. Una mecedora tradicional es más sencilla y se puede decorar según nuestras preferencias.

También debes decidir el material que prefieres para tu mecedora. Las mecedoras tradicionales pueden ser de muchosmateriales, entre los que incluyen la madera, el metal, el plástico y el mimbre. Si eliges la madera, tendrás que escoger entre muchas clases y colores. El tapizado también presenta muchas opciones: los hay de tela, cuero, gamuza o cualquier otro material habitual en la fabricación de sillas.

No importa qué mecedora elijas: asegúrate de que sea confortable. Las sillas vienen en muchos tamaños, con distintos niveles de inclinación en sus asientos. Verifica que la silla te resulte cómoda cuando te sientas y que sea fácil de mecer. Lo último que quieres es que tu nueva mecedora termine resultando incómoda y nada relajante porque debes esforzarte para que se balancee.

Mas noticias sobre: Comprar mecedora

Etiquetas:

No hay comentarios

 

Dejar un comentario

fin contenido blog blackberry